Colaboraciones medios

 

Carlos Díez Soto

Cátedra Empresa Familiar. Catedrático Derecho Civil de la Universidad Politécnica de Cartagena

La Opinión - Encuentros 3 de julio 2016

El Diario Oficial de la UE publicó el pasado 15 de enero de 2016 un Dictamen del Comité Económico y Social Europeo titulado “La empresa familiar en Europa como fuente de un crecimiento renovado y mejores puestos de trabajo”. En él se recuerda la importancia que las empresas familiares tienen en la economía europea como fuente de crecimiento y de empleo, lo que justifica la conveniencia de potenciar las estrategias conducentes a apoyar su subsistencia y desarrollo, fomentando la implantación en ellas de buenas prácticas. Se aportan asimismo datos especialmente reveladores acerca de las principales dificultades que deben afrontar las empresas familiares: así, por ejemplo, se recuerda que cada año unas 450.000 empresas, que dan trabajo a aproximadamente dos millones de personas, afrontan el reto de la transmisión a la siguiente generación; de ellas, alrededor de 150.000 cierran cada año debido a una sucesión malograda, lo que supone una pérdida de 600.000 puestos de trabajo.

De cara a una futura elaboración de un marco normativo adecuado para las empresas familiares, el Comité propone la adopción por parte de las instituciones comunitarias y estatales de diferentes medidas, entre las cuales cabe destacar las siguientes: la adopción de una definición común de empresa familiar que permita la elaboración de estadísticas eficaces tanto a nivel europeo (Eurostat) como estatal; la mejora de la legislación sobre la transmisión intergeneracional, en particular desde el punto de vista del Derecho sucesorio y fiscal, con objeto de favorecer la correcta planificación de dicho proceso; el respaldo a la cultura empresarial familiar, orientada al empleo de larga duración; el fomento de la capacidad de innovación de las empresas familiares, en particular por medio de un sistema innovador de contratación pública en el que los precios no sean el único criterio para la selección de una oferta; la adopción de medidas que fomenten la formación y la investigación en el ámbito del emprendimiento familiar (en la línea seguida, entre otros, por el Instituto de Empresa Familiar español, citado expresamente como ejemplo); el apoyo a las explotaciones agrícolas familiares y a la tradición artesanal familiar; la reactivación del modelo de emprendimiento cooperativo, con especial atención a aquel que reúna varias empresas familiares, como fórmula adecuada para lograr economías de escala y aumentar su competitividad en el mercado; la generación de condiciones favorables para las empresas familiares en las áreas de la fiscalidad y del Derecho de sociedades, incluyendo la creación de exenciones fiscales sobre los beneficios reinvertidos o la potenciación de mecanismos que permitan a las empresas familiares aumentar su capital sin conceder derechos de voto, evaluando la conveniencia de crear, a tal efecto, fondos de inversión pública a nivel nacional; y la activación de la cooperación a nivel de la UE con las organizaciones y entidades que representan o apoyan a las empresas familiares, por ejemplo en el marco de un grupo de expertos permanente.

 


Colaboradores

                  

 

Menu