Colaboraciones medios

 

Joaquín Monreal Pérez

Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum. Profesor Departamento de Organización de Empresas y Finanzas de la Universidad de Murcia

La Opinión - Encuentros 3 septiembre 2017

El buen comportamiento reciente de la economía española con un crecimiento del PIB de un 3,2% en 2016 no debe ocultar el hecho de que la zona del levante español, en la que se encuentra encuadrada la Región de Murcia, con un crecimiento del 4% en este mismo período, es una de las principales regiones impulsoras de esta evolución positiva En este contexto, cabe destacar que la empresa la empresa familiar es de vital importancia en nuestra Región (un 92,5% de las empresas murcianas es familiar, proporción superior a la de España que es de un 88,8%, siendo la segunda Comunidad española con una mayor proporción, según el Informe de la Empresa Familiar en España (2015) en el que participa la Cátedra “Mare Nostrum”). Tal y como evidencian diversos estudios, la empresa familiar desarrolla una serie de ventajas con respecto a la empresa no familiar:

  • La empresa familiar suele ser más flexible y ágil a la hora de reaccionar en entornos inciertos como pueden ser los internacionales, lo que le puede permitir ser más competitiva frente a sus rivales. Esto es debido a su menor grado de endeudamiento externo (un 20% inferior).
  • Los miembros de la empresa familiar están más comprometidos e implicados en la organización. En este sentido, la empresa familiar aprende más de otras empresas con las que se relaciona, tanto a nivel nacional como internacional.
  • La empresa familiar desarrolla unos valores más pronunciados y valorados por el conjunto de agentes sociales. Este mayor comportamiento altruista hace que sus socios suelan preferir establecer acuerdos con éstas y que los consumidores acostumbren a confiar más en ellas.
  • Por último, la empresa familiar tiene un comportamiento menos cortoplacista que obedezca principalmente a objetivos exclusivamente económicos. Esta actitud le favorece a la hora de desarrollar actividades que implican altas inversiones y que no conllevan un resultado inmediato, como las actividades internacionales o las relacionadas con la innovación.

Estas ventajas hacen que la empresa familiar murciana, que opera en un contexto socioeconómico favorable, se pueda desenvolver con éxito en un mercado cada vez más competitivo y globalizado. Para ello, debe incidir en sus fortalezas e intentar convertirlas en ventajas estratégicas competitivas.  

 


Colaboradores

                  

 

Menu