Colaboraciones medios

 

 Juan Monreal.

Director Honorífico de la Cátedra de Empresa Familiar Mare Nostrum.

La Opinión, 11 febrero 2018

El inicio de todo año nos lleva a desearnos y a desear lo que entendemos como mejor y más conveniente para nosotros mismos, para nuestra familia y para los amigos, con el fin de ser lo más felices que sea posible. Igualmente, creo que es saludable y necesario también que nuestros mejores deseos los trasmitamos a las instituciones y organizaciones que tanto envuelven, condicionan y facilitan nuestras vidas, recordándoles que hagan un nuevo esfuerzo en el año que se inicia para hacer la existencia más llevadera y gratificante en lo personal, económico y social. Precisamente por esto, y porque estoy convencido de que la estrategia de actuación anual de cualquier institución y organización debe corresponder con los buenos y sinceros deseos de mejorar sus objetivos en el año en curso, quiero aprovechar estas breves líneas para expresarle a la Empresa Familiar mis mejores deseos para el año 2018, que no son otros que los siguientes: Fortalecer la estrategia empresarial, desarrollar el papel de la familia en el proyecto empresarial, incrementar la sensibilidad por el entorno social y apostar por la formación, la innovación y la tecnología.

En cuanto al primero de los deseos, fortalecer la estrategia empresarial, es la condición necesaria que debe cumplirse para que la empresa familiar perviva en el tiempo. Los mercados económicos se han ampliado, han aumentado las oportunidades, pero para tener una presencia competitiva en los mismos hay que estar permanentemente vigilantes para dotar a las empresas de las mejoras estrategias que les permitan adaptarse a los cambios que se van produciendo y conseguir año a año una posición positiva que asegure el crecimiento que genere beneficios suficientes para su viabilidad y rentabilidad.

El segundo de los deseos, intensificar el papel de la familia en el proyecto empresarial, se orienta a que la familia asuma una responsabilidad creciente en el proyecto empresarial. Ello significa, por una parte, delimitar adecuadamente las fronteras entre familia y empresa y, por otra parte, hacer que la familia sea el sostén, la guía y la energía permanente que vitalice la empresa, tanto en tiempos de dificultades como de prosperidad. Resulta necesario separar la realidad de la familia de la de la empresa, para poner bien de manifiesto que los intereses de la empresa hay que anteponerlos a los intereses de la familia y para ser conscientes también de que la consecución de los objetivos de la empresa solo pueden conseguirse si la familia apuesta decididamente por ellos.

El tercer de los deseos, incrementar la sensibilidad por el entorno social, busca responsabilizar a la empresa familiar con su entorno local y regional a través de la generación de riqueza que se traduce en la creación de empleo y en la provisión de ingresos económicos a las familias. Lejos de identificarse la empresa familiar con el estricto beneficio a repartir entre familiares, ésta tiene un compromiso social con su entorno que debe tenerse muy presente en las estrategias y objetivos que formule en su agenda de actuación anual. No cabe duda que la sensibilidad de la familia empresaria por el entorno social produce una respuesta positiva de éste en la empresa, ya que fomenta una mayor competitividad, una mejora del clima social laboral y, en suma, una participación real en la empresa.

Finalmente, el cuarto de los deseos es que la empresa familiar siga apostando por la formación, la innovación y la tecnología. Si la empresa familiar se somete a un proceso continuo de formación, inevitablemente de ese proceso saldrán ideas y proyectos innovadores que tenderán a materializarse en innovación y tecnología. Esta cadena lógica es la que hace que la empresa familiar sea competitiva en el mercado nacional e internacional y que pueda perdurar en el tiempo contribuyendo así a la generación de riqueza y bienestar social.

Espero que en este año 2018 la empresa familiar se comprometa a seguir avanzando en los cuatros deseos enunciados. Si esto es así, los efectos positivos se observarán en los resultados obtenidos.

 


Colaboradores

                  

 

Menu